Compartir
Ivan Zamorano en depuntin
El histórico goleador chileno nos atendió amablemente en depuntin.net

Primeros  45 minutos de juego, la selección chilena cumple, y se va al descanso con una diferenciá de 1-0.  “Chile bicampeón, Chile bicampeón” Se escucha en la tribuna! Al Lado del debutante Miguel Bello (Yo) , uno de los representantes mas icónicos en la historia del futbol  mundial “El Bam Bam Zamorano”, ríe y sufre como cualquier hincha común, pero hace la lectura del partido de tal forma, que dan ganas de ponerle unos botines y darle ingreso en el campo de juego. Culminan los primeros 45 minutos de juego, y entra una de las partes mas linda de nuestro trabajo y, en lo personal, uno de los momentos mas anhelados de mi carrera.

Se le ve mucho mas tranquilo, no es para menos, se van con un gol de diferencia al descanso. Mientras, me acerco y sin titubear le pido un par de minutos. Como todo un crack accede,  (entre risas) me da el o.k . “Por supuesto muchacho, después del partido,”  me indica.

Arranca la segunda parte del cotejo, al llegar el minuto 55 ¡Gol de Chile! El publico enloquecé y el ídolo festeja. Los gritos en el terreno de juego no merman, la hinchada se hace sentir! Jubilo Rojo! Por otro lado, la selección de Japón empuja y trata de arremeter el ataque de “La Roja”, que motivada por la cantidad de canticos y gritos de apoyo, se agiganta.

Al minuto 69, susto para Chile, se toman confianza los muchachos de Japón y comienzan a inquietar. El publico, que no deja decaer a “La Marea Roja”, aumentá el volumen, y pone a templar las gradas del mítico e histórico Morumbi”. Gol de Chile, Las palabras quedan cortas  para reflejar el sentimiento de los miles de hinchas que se abrazan y lloran por el gran inicio de su selección. Para rematar, antes de terminar con el festejo por el tercer gol, cae el cuarto! La fiesta es roja, sin duda alguna se llevaran los primeros 3 puntos y, por encima de cualquier cosa, el amor y respeto de su hinchada que no deja de alentar. Minuto 42, casi llega mi hora de festejo…

Culmina el partido. Se quitaron una mochila de encima, el actual campeón del certamen debuta con triunfo! Mientras, a mi derecha, me hace el giño Don Iván Zamorano. “Estamos listos para tus preguntas” Con el corazón el la mano, y la dicha de una primera entrevista, mi compañero de trabajo, Fernando calderón y yo, nos disponemos a la acción.

“Para depuntin en exclusiva  desde san Pablo, Brasil, el mítico y legendario Iván Zamorano”. De dicha manera abrimos la entrevista.

Un saludo yagradecimiento por el tiempo que nos brindas, para empezar:¿Qué impresiones  te deja  esta primera presentación de la selección chilena? “Bien! Se gano, se gano bien! Yo creo que los primeros 10 minutos a lo mejor un poco nerviosos, un poco ansiosos, sobre todo la fuerza y la velocidad de los japoneses sorprendieron un poco los primeros minutos, pero después Chile se asentó bien en la cancha, empezaron a salir los hombres importantes que generan el futbol en el medio campo, y con hombres tan decisivos e históricos en delantera como  Alexis y Vargas, yo creo que el partido lo manejamos muy  bien y se gano muy bien.

Termina la primera pregunta y sin dar tiempo le hago una muy personal, sabiendo el recorrido y el amor que le inspira la Roja, le consulto: ¿Te gustaría en algún momento dirigir a la selección chilena, esta en tus planes a futuro?, A lo que entre risas, y mirando a la tribuna llena de hinchas que tiñen El Morumbi de rojo, responde: “Bueno, en algún momento si, debo comenzar mi carrera como entrenador ,pero no sé si a corto plazo, hoy estoy muy a gusto en Estados Unidos, con una experiencia nueva para mi mujer, para mis hijos, para mi mismo, yo creo que he podido crecer como ser humano, yo creo que las cosas se tienen que dar de forma natural, y en algún momento seguramente comenzara mi papel como entrenador para seguir creciendo.

Video por Fernando Calderón (@nandocalderon83)

La espera era larga, los demás medios esperaban su turno. “Corto pero sustancioso” dice el refrán. Por ultimo, nos tomamos una foto para la portada, le doy un gran abrazo a mi ídolo de infancia, aquel que junto a Marcelo Salas no se guardaban nada en la cancha, me había dado no solamente mi primera nota en La Copa América 2019, sino que también, avivo y estremeció el amor por esta carrera tan linda, llena de sacrificios, pero con experiencias como esta que hacen que todo valga la pena.

Por: Luis Miguel Bello

No hay comentarios

Dejar una respuesta