Compartir

El joven defensor argentino, formado en Huracán y con un breve paso por el Boca de Bianchi en 2014, le abrió las puertas a De Puntín para hablar de su actualidad y su futuro. Fue campeón Sub 20 con Humberto Grondona en 2015, pasó por Fulham y varios equipos italianos y hoy en día apunta a consolidarse en el Salernitana para ganarse un lugar en la Lazio, dueño de su pase.

Antes de comenzar a disfrutar realmente del mundo Boca y gracias a su buen desempeño en las juveniles de la Selección argentina, Tiago Casasola tuvo que hacer las valijas y preparase para una nueva vida en Londres: «Al mes de hacer la pretemporada con Huracán me compra Boca. Llego con 17 años y me suben a la Primera con el equipo de Bianchi. Gracias a la convocatoria a la Sub 20 de Grondona pude pasar al Fulham».

La adaptación en el club inglés no fue sencilla y eso es algo que suelen sufrir nuestros futbolistas a la hora de emigrar al viejo continente: »Yo pasaba de estar en mi casa, con mi familia y amigos a estar en un lugar nuevo en todo sentido. No solo futbolísticamente sino de nivel de vida fue un cambio importante».

En 2015 abandonó la institución y a partir de allí comenzó un recorrido por diferentes equipos de Italia. Pasó por la Roma, Como, Trapani y Alessandria. Luego de esa última transferencia, se transformó en jugador del Salernitana en el año 2018. En el año 2019 Lazio lo compró pero lo dejó cedido: ‘‘Desde que llegué a Salerno pude jugar muchísimo y quizá con la suerte de hacer goles. Increíblemente soy el goleador del equipo jugando de defensor».

Hoy disfruta de su presente en la Serie B pero ya comienza a pensar en su futuro: »Al término del campeonato tengo que ir a hacer la pretemporada a la Lazio. Se que no es fácil pero mi objetivo es ganarme un lugar en el club y sino poder ir a otro equipo de Serie A para ganar experiencia e ir sumando partidos en la categoría».

Además de repasar su historia y su presente, el defensor argentino que actualmente usa el número 32 en su camiseta, tuvo tiempo de recordar su etapa de sparring con el equipo de Alejandro Sabella en Brasil 2014. «El trato del día a día fue algo increíble. Me tocó tener la suerte de compartir el cumple de Messi y no me voy a olvidar nunca más el estar todos juntos cantándole al mejor del mundo».

Por último, también destacó lo que representa Boca alrededor del mundo: «Soy fanático de Boca y siempre que puedo lo veo. Siempre está esa pregunta de cómo es jugar en la Bombonera, qué significa Boca y para mi es una alegría poder contarlo y transmitir lo que es ser hincha del club».

Por: Pablo Spezzano

No hay comentarios

Dejar una respuesta