Compartir

Un partido que valía más de tres puntos. El Eskisehirspor recibió al Medipol Basaksehir, donde el local, obligado a ganar para llegar con chances al último encuentro, perdió 2 a 1y bajó a la segunda división.

Sus hinchas, enojados con el equipo, quemaron el estadio, hubo tres heridos y varios detenidos. En el ya descendido Eskisehirspor tuvo un paso breve el argentino Matías Defederico que rescindió su contrato por falta de minutos en cancha.

 

Por: @juanchivanadia

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta