Compartir

Durante la goleada 4-0 del Real Madrid sobre el Eibar, Cristiano Ronaldo sufrió dos acciones que lo dejaron en ridículo. 

Primero fue protagonista de un curioso blooper: falló una chilena y quedó desparramado en el césped del Bernabéu. 

https://youtu.be/SrGQlf_fi4c

Y después tuvo que sufrir como Gonzálo Escalante, ex Boca, le tiró un exquisito caño ante la mirada atónita de sus compañeros y rivales.

https://youtu.be/yqJN1bPvX_A

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta