Compartir

¡Kristjan Tiirik estuvo muy cerca de anotar un verdadero golazo! El delantero del Tammeka humilló al arquero y al defensor rival, pero a la hora de rematar la pelota se fue por arriba del travesaño.

A pesar de no poder anotar en esa acción, el jugador marcó un tanto en la victoria 2-0 de su equipo ante el Paide.

No te pierdas la jugada:

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta