Compartir

El ingenio popular no tiene límites. Los hinchas del Dortmund, enojados por los elevados precios en las entradas de la Bundesliga, decidieron interrumpir un partido lanzando pelotitas de tenis al campo de juego.

Además, los aficionados que viajaron hasta Stuttgart para disfrutar el partido por los cuartos de final de la Copa de Alemania entraron a los 20 minutos del primer tiempo y mostraron una contundente pancarta:”¿Cuándo lo van a entender en Stuttgart? ¡El fútbol tiene que ser asequible!”.

¡A bajar el precio!

No hay comentarios

Dejar una respuesta