Compartir

Nick Proschwitz fue el protagonista del día en la Liga de Bélgica. El delantero del Saint Triuden aprovechó la floja salida de Victor Valdés y dejo alma y vida para anotar: un defensor intentó rechazar pero el balón le impactó en su rostro y terminó dentro del arco. El remate fue tan potente que el jugador quedó tendido en el piso y necesito unos segundos para reponerse.

No hay comentarios

Dejar una respuesta