Compartir

¡A los cracks también les pasa! En la previa del partido entre PSG y Saint Etienne, Zlatan Ibrahimovic comenzó a elongar apoyándose en una puerta y pasó lo que no se imaginaba: ¡hizo tanta fuerza que la terminó abriendo y quedó del otro lado! Entre risas y miradas cómplices, el sueco volvió al túnel, cerró la puerta y  se preparó para salir al campo de juego.

https://youtu.be/IoTBO_OhvxA

No hay comentarios

Dejar una respuesta