Compartir

El capitán de Racing se aprovechó de la inocencia de Campi y lo hizo caer en la divertida “broma de la cuchara”. Milito hizo caer con la complicidad de sus compañeros al inocente Gastón Campi, que no podía creer lo que sucedía.

La broma consiste en desafiar a alguien a golpearse en la cabeza con la cuchara metida en la boca, pero mientras Campi intenta con golpes suaves, Milito tiene un cómplice externo que golpea a Campi muy fuerte por la espalda simulando que es Milito.

Mirá el video de la intimidad del plantel campeón del fútbol argentino.

Por: @MatiasGreisert

No hay comentarios

Dejar una respuesta