Compartir

Con guantes Cleto Reyes dorados, sombrero cowboy, bata roja y la leyenda “Guapo Siempre” en la parte trasera de su pantalón, Mickey Rourke regresó al cuadrilátero en la ciudad de Moscú, luego de 20 años de inactividad. Su rival y partener de un acto tragicómico fue el ignoto Elliot Seymour, quién decidió arrojarse a la lona y esperar la cuenta de 10 segundos luego de recibir algunos golpes al cuerpo en el primer minuto del segundo round.

El show montado por el protagonista de “The Wrestler”, sucedió en la previa de lo que minutos más tarde fue un triunfo arrollador de Ruslan Provodnicov sobre José Castillo en cinco asaltos.

Por: @Jmperezlopez

No hay comentarios

Dejar una respuesta